dimecres, 8 de maig de 2013

Huellas dactilares

Os mostramos a continuación dos textos realizados por alumnos de la asignatura optativa de 3º de ESO: Laboratorio de Biología y Geología. Se trata de textos realizados por los alumnos a partir de la primera explicación del tema, previa a la realización de las prácticas sobre dermatoglifos o huellas dactilares, donde los alumnos están aprendiendo a identificar huellas dactilares. ¡Que los disfrutéis!



Las huellas dactilares
Ángela Garrigas Sánchez
3ºD

Las huellas dactilares son líneas que existen en las yemas de los dedos, con diseños característicos, como en arco, en espiral, en lazo o compuesta.
Se puede identificar a cada persona gracias a sus huellas dactilares. Por ejemplo, la policía forense puede identificar al responsable de un homicidio.
Las huellas dactilares se descubrieron a principio del siglo XX, por un asesinato de unos niños por una mujer, ya que en los cadáveres de los niños se impregnaron las huellas dactilares de la culpable.
Una de las características de las huellas dactilares es que son distintas en cada persona, independientemente de su ADN, incluso son diferentes en cada dedo, e incluso en el caso de los gemelos. Las huellas dactilares también pueden usarse para identificar enfermedades al nacer, como el síndrome de Down, donde las huellas son características de la enfermedad.
Las huellas dactilares se forman a partir de las doce semanas del desarrollo del feto, y no sólo se encuentran en las yemas de los dedos, sino también en los pies y en las palmas de las manos.
En conclusión, las huellas dactilares son importantes en la identificación de un crimen o una enfermedad.


Huellas dactilares
Christian Fernández González
3ºC

Las huellas dactilares se utilizaron por primera vez para descubrir el asesino de un crimen a finales de 1800.
Cada persona nace con unas huellas que se forman a las 10 semanas en el feto.
Las huellas son imborrables y es imposible que dos personas tengan las mismas huellas dactilares, incluso los gemelos son idénticos en todo excepto en las huellas.
Se cree que las huellas sirven para tener más tacto, pero no se sabe a ciencia cierta.
Estas huellas se quedan impregnadas en cualquier sitio o cosa que toquemos, y esto ayuda a la policía a encontrar a  todo tipo de delincuentes. Además, se pueden identificar enfermedades mediante las huellas dactilares, por ejemplo el síndrome de Down presenta unas huellas dactilares características.
Existen diferentes tipos de huellas según la persona, pero aunque tengan la misma forma, no hay dos personas con todas las huellas iguales. Cada dedo tiene una huella, e incluso hay huellas en las palmas de las manos y las plantas de los pies.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada